Psicólogos para adolescentes en Cartagena

La adolescencia es un período de cambio constante, en el que los niños y niñas se convierten poco a poco en hombres y mujeres. Y este cambio provoca confusión, lo que se convierte en el sentimiento dominante. En la adolescencia se inician nuevas relaciones con el exterior y con el resto de las personas. Además, los cambios fisiológicos y la nueva imagen corporal influyen considerablemente en esta desestabilización.

No todos los adolescentes viven estos cambios de la misma manera, ya que depende del entorno que tenga cada uno y de las experiencias personales ya vividas anteriormente. Lo que sí está claro es que no se trata de una época fácil, ni para los propios adolescentes, ni para los padres. Unos y otros no siempre consiguen superar solos estos cambios, y en ocasiones, necesitan orientación y apoyo tanto los padres como los hijos. Las orientaciones que se dan en esta época, generalmente son bien recibidas por padres, que se sienten impotentes ante situaciones nuevas, y por los adolescentes, que encuentran en los terapeutas un apoyo para poder expresarse.

La implicación de los padres en el tratamiento de su hijo es esencial para la resolución del problema, por ello les ofrecemos pautas educativas que les permitan ayudar a sus hijos, y cuando lo requiere el caso, trabajamos con terapia familiar.

Cuando se imparte terapia con menores de edad, ésta siempre debe ser autorizada por los tutores legales del menor. Cuando el menor se encuentra por debajo de los 14 años de edad, la terapia se realiza en estrecha colaboración con los padres.

Con preadolescentes y adolescentes (y tras la primera entrevista con los padres) se hace imprescindible la confidencialidad para el buen desarrollo del trabajo terapéutico, y para facilitar que el joven se exprese libremente con el psicólogo. La comunicación entre padres y psicólogo se establecerá por carta en sobre abierto entregada por el menor, telefónica en presencia del menor o en la consulta con autorización del menor. Dicha confidencialidad sólo se quebrantará en el caso de que exista riesgo para la salud o integridad del menor y siempre se comunicará a los padres en presencia del mismo.

Estas circunstancias se valorarán por el psicólogo de acuerdo a las necesidades específicas de cada terapia, madurez del adolescente y circunstancias concretas. Recomendamos que el menor sea el que realice los pagos tras cada consulta para ser consciente del coste y el esfuerzo económico que realizan sus padres, motivando a la vez la realización de tareas a realizar en su domicilio o entorno.

Problemas más frecuentes que trabajamos con adolescentes en Mens Sana Psicología:

Problemas de relación

Inmadrez, inadaptación, autoestima, alejamiento, complejos…

Unidos o no unidos a los problemas descritos en los apartados anteriores, existen otras conductas que requieren de tratamiento específico. Es imposible reunir en una web todas las patologías, trastornos o problemáticas que pueden darse en los adolescentes, por lo que puede consultarnos cualquier otro comportamiento a tratar para que podamos ayudarle.

Últimas entradas sobre adolescencia

Escribe lo que quieres encontrar y presiona Intro

Shopping Cart